¿Cuándo una empresa se puede internacionalizar?

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Comparte

Si estás leyendo esto es porque estás considerando internacionalizar tu empresa. Sin embargo, probablemente te preguntas si este es el momento adecuado para dar el paso.

En este artículo compartiré en qué consiste la internacionalización, qué beneficios tiene y cuando una empresa tiene un buen o mal contexto para internacionalizarse. Además, trataremos qué se necesita para internacionalizar una empresa: la creación de un plan de internacionalización, así como formas y estrategias de internacionalizarse.

¿Qué es la internacionalización?

La internacionalización de las empresas están en la mira de muchos negocios, instituciones y medios de comunicación, pero ¿qué significa exactamente?

La internacionalización es el proceso por el cual una empresa decide trazar una estrategia para expandir su actividad  de negocio (inversiones, área comercial, etc.) en otros países.

Probablemente antes de explicar en más detalle qué es la internacionalización, deberíamos entender que no es la internacionalización especialmente a lo que se refiere a la parte de ventas internacionales que es la que más nos interesa .

    • -Vender en otros países sin una investigación y una estrategia.
    • -Realizar acciones comerciales con clientes internacionales ignorando las particularidades de su contexto empresarial o su cultura.

En definitiva, una empresa es posible que haya empezado a vender o exportar en otros países, pero si no se ha realizado con una estrategia ¿se puede hablar de internacionalización? 

La internacionalización empresarial requiere de investigación, planificación y un proceso de ejecución.

¿Cuándo una empresa se puede internacionalizar?

Beneficios de internacionalizar una empresa

Aunque hay muchos beneficios para internacionalizarse, cada empresa tiene que sopesar si estos tienen el suficiente peso para dar el paso a la internacionalización. La internacionalización no solo implica una expansión a otros países, también supone una transformación interna dentro de la empresa.

Veamos las ventajas principales de la internacionalización:

    1. Dependerás menos de tu mercado nacional: diversifica tus ingresos abriéndote a nuevos mercados.
    2. Crearás una marca más competitiva: al estar en contacto con más mercados y competidores, tu empresa tendrá más estímulos a la hora de competir.
    3. Aprovecharás mejor las estructuras de la empresa: los recursos de la empresa se comparten entre los equipos nacionales e internacionales.
    4. Tu imagen de marca mejorará: las empresas internacionales son percibidas con más solvencia y solidez. 

¿Cuándo llega el momento de internacionalizar una empresa?

Muchos empresarios empiezan a tener el radar de la internacionalización cuando un cliente internacional solicita sus servicios o productos desde otro país. Este es sin duda un buen momento para plantearse al menos si nuestro negocio está preparado para abordar un proceso de internacionalización.

¿Qué necesitamos considerar?

    1. ¿Cómo me ha llegado a conocer ese cliente internacional? ¿A través de Google, redes sociales o una recomendación?
    2. ¿Por qué este cliente extranjero ha contactado con mi empresa y no con otra de su propio país?
    3. ¿Merece la pena investigar si existe una oportunidad de mercado en ese país?

Antes de saltar a conclusiones precipitadas, simplemente porque haya habido una petición de otro país interesándose por nuestra solución, no significa que tengamos que girar toda la estrategia de la empresa ante ese evento.

Si consideras que ha llegado el momento para tu empresa de internacionalizarse en serio, te recomiendo que antes de tomar más decisiones realices una investigación de mercado para analizar tanto los elementos internos como externos de tu empresa. De esta forma, podrás contar con la información clave de cara a internacionalizar tu empresa.

¿Estás pensando en vender B2B en otros países?

Descarga la guía: «¿Cómo escalar las ventas B2B en otros países?»

ventas b2b

¿Cuándo una empresa NO se debe internacionalizar?

Algunas empresas acuden a la internacionalización como una medida desesperada ante un contexto de crisis nacional o en su propia empresa. Si la empresa está pasando por un momento económico difícil, probablemente no sea una buena idea abrir un nuevo mercado por estos motivos:

    1. No tiene los recursos necesarios para poder invertir en una estrategia de internacionalización sólida.
    2. Lo hace únicamente motivado por un momento convulso y no porque detecte una oportunidad de mercado real.
    3. Probablemente si la coyuntura económica en su país se resuelve, termine por abandonar el camino que había recorrido en su internacionalización.

Muchas empresas en época de bonanza no piensan en internacionalizarse porque les va bien. 

Este es el principal error. 

Aprovecha esta buena coyuntura para dotar a tu empresa de un mayor crecimiento y resistencia a través de la internacionalización. 

No esperes a que las cosas vayan mal para iniciar tu proceso de internacionalización.

 

¿Qué se necesita para internacionalizar una empresa?

A continuación encontrarás algunas claves sobre cómo crear un plan de marketing internacional para tu empresa. 

    1. Investigación de mercado internacional: desde entrevistas al equipo y los clientes, análisis de los diferentes países/mercados en los que detectamos mayores oportunidades de negocio. Análisis más exhaustivo de la competencia del país que hayamos identificado mejores posibilidades de éxito.
    2. Estrategia de internacionalización: ¿qué forma de entrada vamos a tener en el país seleccionado? ¿Qué estructura y recursos necesitamos para vender en ese país? ¿Cuáles van a ser nuestros canales de venta? ¿Cómo podemos adaptar nuestra oferta y mensajes a las particularidades de ese mercado? ¿Necesitas contar con partners locales?
    3. Implementación: ¿cuántas con los recursos necesarios para internacionalizarse? ¿Qué equipo has seleccionado para ejecutar la internacionalización de tu empresa? ¿Has encontrado algún partner local para ayudarte?

Conclusión

Internacionalizar va mucho más allá de empezar a vender en otros países.

Es un proceso que requiere investigación, planificación y reunir recursos y un equipo para ejecutarlo.

Aunque la internacionalización tiene muchas ventajas, no es para todas las empresas. Requiere financiación que aunque no tiene por qué ser elevada, si deberá tenerse en cuenta.

¿Quieres que te ayudemos con la estrategia de internacionalización para tu empresa? Contacta ahora con Miqo.

También te puede interesar:

6 pasos para internacionalizar una empresa.

Posicionamiento internacional: todas las claves para conseguirlo.

3 consejos de finanzas internacionales para pymes B2B


Comparte