Cómo formar un equipo para tu StartUp

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Comparte

En muchas películas habrás visto la típica historia de aventuras donde se planea una venganza. Sería muy tonto que el vengador se plantara delante del malo de la película sin entrenarse, y mucho menos sin un equipo. 

Si esto  no fuera así nos quitaríamos de un plumazo la mitad de las historias que han sido parte de nuestras vidas. Ya sea el solitario Batman, el juerguista Robin Hood, o el pacificador de Woody con su inseparable Buzz. O cualquier otro que tengas en la cabeza. Si esto no fuera así, simplemente, dejaríamos de creer que todo es posible.

A la hora de emprender no hay villanos, ni historias de venganzas, aunque sí hay superhéroes. 

Todo aquel que emprende, es un superhéroe. Aquel que se embarca en un proyecto nuevo dentro de una empresa, es un superhéroe. El  que se queda sin dormir noches porque tiene una idea y quiere ponerla en marcha, es un superhéroe.

Hasta el peor de los superhéroes hace por tener un equipo.

¿Cómo se hace un equipo de una StartUp?

Hace tiempo cayó en mis manos una oferta de trabajo de una StartUp. Cuando tuvieron la oferta redactada me preguntaron: – ¿qué te parece?– .

 La oferta decía algo así como: 

Necesitamos un diseñador que nos haga un logo, sepa de experiencia de usuario y además diseñe nuestras presentaciones. 

Remuneración: acciones de mi futura empresa. 

No voy a entrar en juicios de valor porque todos nos hemos encontrado en situaciones de desesperación como esta, y seguro que más veces de las deseadas.

Ya tengas una idea, o esta idea haya caído en tus manos como un proyecto, que tiene pinta de un marrón, debes de tener muy claro que quieres y que esperas de la gente que te rodea.

De nada vale tener un grupo de amigos y todos, por ayudar con la mejor de las intenciones, porque la idea es muy buena, trabajen en cualquier dirección apropiándose de tu idea según la perspectiva de cada uno. 

Lo normal es que el resultado de ese trabajo deslavazado y lleno de buenas intenciones sea realizar un Frankestein de proyecto.

Un equipo de trabajo, si quieres que tu proyecto sea ágil, nunca debe de ser mayor de nueve personas. Si seguimos la metodología Agile, está demostrado que entre tres y nueve personas es el número perfecto para emprender cualquier proyecto.

Cada una de las personas que pertenece a un equipo debe de ser siempre autónomo, y con capacidad de tomar decisiones unilateral, ya que es la única manera real de empoderar a tu equipo.

Como has visto en toda película el protagonista, es decir, el superhéroe, que en este caso eres tú, tiene la visión de la misión del proyecto. Antes de nada deberás trocear tu proyecto por áreas, y encontrar a todos los especialistas que necesitas, para lograr tu gran objetivo.

Si les hablas de tu sueño de manera abstracta como por ejemplo quiero poner una mercería, o quiero hacer una App que sirva para que las personas de movilidad reducida tengan acceso a más servicios, serán palabras huecas. 

Con cada persona con la que hables de tu proyecto se hará su propia idea en la cabeza, que seguramente poco tiene que ver con la idea que tienes tu.

Sin embargo, si centras la información, con cosas concretas, como por ejemplo como es la mercería que sueñas, qué estilo te gustaría tener, a quién te diriges, y cual es tu valor diferencial, ya poco a poco podrás ir aterrizando a quién tienes enfrente que esperas conseguir a largo plazo. 

Pero no solo eso, si además para llegar a ese objetivo troceas las tareas en pequeños hitos, podrás concretar qué tipo de especialista necesitas, y más si te vas a centrar en hacer Bootstrapping. Con lo cual el cambio es absolutamente drástico porque ya podrás elegir a tu equipo.

Solo si troceas tu proyecto en tareas concretas, podrás identificar y crear un equipo sólido para tu proyecto.

¿Cómo de un proyecto global puedes trocearlo en tareas? Aquí te dejo una plantilla que he desarrollado sobre la base de la metodología Agile. La puedes conseguir sin registros, totalmente gratuita para ti. 

Gracias a esta plantilla podrás aterrizar las tareas necesarias para identificar qué especialista necesitas para tu proyecto.

Las 5 claves de cómo formar un equipo para tu StartUp

Una vez que has descrito que quieres conseguir, cómo es tu proyecto, y que necesitas desarrollar pasamos a la parte más trascendental de tu proyecto, el lado emocional : sentarte con tu equipo para empezar a construir.

Estos son los puntos necesarios para crear tu equipo:

1.   Un equipo multidisciplinar: Hace años me parecía una chorrada, e incluso veía sobrevalorada esta palabra: multidisciplinar. Pero desde la experiencia en cada proyecto me he dado cuenta de que es fundamental. 

Tener un equipo multidisciplinar te permite enriquecer el proyecto desde otra perspectiva y disminuir los riesgos a los que te puedes encontrar por el camino. ¡Sin más, no le des más vueltas, es así!

2.   Objetivos y funciones: Una vez identificadas las áreas y tareas que tienes que desarrollar, tendrás que sentarte individualmente con cada uno y describir tres cosas:

  • Cómo es tu proyecto
  • Qué funciones tiene su trabajo
  • A quién reportará su área de trabajo

Una vez lo hayas descrito escuchales y analiza que necesitan.

3.   Autonomía: Y más si son especialistas en lo suyo, y ya saben que esperas de ellos. Dales rienda suelta a su trabajo, puedes pedirle que esperas de ellos pero NUNCA como tienen que hacer su trabajo.

4.   Retrospectiva: Revisa frecuentemente sus tareas, haz un seguimiento exhaustivo del trabajo, escucha sus peticiones y a partir de ahí toma decisiones consensuadas.

5.   Mejora continua: Si tan claro tienes donde quieres llegar, y has escuchado a tu equipo busca las mejoras en sus tareas y entregables para así hacer que tu equipo confíe en ti. Sobre todo, que confíen en sí mismos, de esta manera podrás realizar un producto/servicio excelente.

Tener un equipo es fundamental, porque la travesía del desierto cuando estás con un proyecto se hace muy dura. Tu equipo no te va a fallar, siempre y cuando sepa cuál es su lugar y que esperas de ellos.

¿Necesitas organizar tu startup? Pincha aquí y consigue una sesión de consultoría estratégica gratuita.


Comparte