6 pasos para internacionalizar una empresa

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Comparte

Este año hemos aprendido, entre otras muchas cosas, que vivimos en un mundo cada vez más globalizado. Hoy en día, son miles las compañías que apuestan por el comercio electrónico y la internacionalización de sus negocios hacia otros mercados.

En el ciclo de vida de tu empresa llega un momento en el que te planteas si deberías de llevar tu estrategia al exterior y comenzar un proceso para internacionalizar tu negocio.

Al principio, nos puede parecer arriesgado o incluso nos puede asustar, pues es un proceso largo y complejo, pero para eso recomendamos contar con un plan estratégico y tener en cuenta una serie de factores.

En primer lugar, ¿a qué nos referimos al hablar de internacionalizar tu negocio?

La internacionalización de la empresa se puede definir como aquel proceso mediante el cual esta desarrolla una parte de sus actividades en otros países distintos al suyo de origen.

¿Qué ventajas me aporta internacionalizar mi empresa?

Hay muchos beneficios que resultan de este proceso, pero principalmente, se realiza un importante cambio en tu compañía que permitirá que mejore en muchísimas áreas y te hará escapar de tu zona de confort y competir en un mercado global más competitivo.

En general, te permitirá:

    • – Incrementar la facturación de tu empresa
    •  – Ampliar la cartera de clientes
    • – Agilizar la capacidad y rapidez industrial
    • – Reducir la diversificación del riesgo
    • – Penetrar en mercados en fase de expansión
    • – Nuevas oportunidades de negocio
    • -Mayor prestigio de la marca

 A continuación, te vamos a mostrar cada uno de los pasos que tienes que llevar a cabo si quieres internacionalizar tu empresa de la manera más segura y eficaz.

1. Realiza un análisis interno para internacionalizar tu empresa

Antes de comenzar a analizar y evaluar a tu competencia externa, su producto…etc., tenemos que preguntarnos una serie de cuestiones:

¿Es mi producto o servicio exportable?

¿Cuál es el objetivo de mi empresa a nivel global?

¿Buscas convertirte en el líder de tu nicho a nivel regional o a una mayor escala?

¿Quieres hacerte un hueco entre tus mayores competidores y por eso has decidido comenzar el proceso de internacionalización?

Si tienes claros tus objetivos, la trayectoria será mucho más fácil.

Pasos para internacionalizar tu empresa_Miqo

Una vez tengas fijadas tus metas, tienes que analizar la situación actual de tu empresa.

Te recomendamos realizar un análisis interno, para analizar si tu empresa está preparada para cumplir con la demanda del mercado exterior. Estudia los recursos disponibles con los que cuentas, como tus infraestructuras, empleados, oficinas, productos…

Haciendo estas preguntas podrás ver desde otra perspectiva, cuál es el estado de tu empresa y qué recursos vas a necesitar para internacionalizarla.

Con esto, podrás conseguir que tu estrategia se ajuste a un plan y que puedas alcanzar el éxito.

Por si necesitas saber qué más preguntas son necesarias para realizar un diagnóstico interno de tu negocio, puedes consultar todas las preguntas relevantes que necesitas para hacer una investigación de mercado internacional.

 2. Escoge tu nicho de mercado objetivo

Para elegir cuál será tu mercado internacional, primero tendrás que realizar un estudio en el que compares tus países escogidos.

Debes conocer las variables macroeconómicas de aquellos países, como la distancia, costes logísticos, barreras de entrada, competencia, demanda de ese producto, precio unitario, etc.

Resulta primordial que estés al día de los requerimientos legales para que puedas cumplir con las normas y regulaciones de cada país.

Debes de realizar un estudio exhaustivo sobre los factores que pueden afectar a la internacionalización de tu empresa e identificar las áreas en las que tengas que realizar cambios. 

Si necesitas hacer un análisis más a fondo en tu nicho de mercado, puedes consultar este post en el que aclaramos la importancia de tener un nicho de mercado y las ventajas que nos ofrece. 

3. Busca tu canal de comercialización adecuado

Con la popularización de las relaciones a distancia, por ejemplo vender a través de LinkedIn en otros países ya no es una utopía.

Los canales de comercialización han experimentado importantes cambios para adaptarse a esta nueva demanda.

Aún así los canales tradicionales siguen existiendo y funcionando. Por eso, los canales de distribución van a variar dependiendo del sector en el que te encuentres.

Antes de internacionalizar tu empresa, debes de plantearte una serie de cuestiones:

    • ¿Qué tipo de canal de venta tendrás
    • ¿Físico o digital?
    • ¿Mediante un partner local o distribuidor
    • ¿Exportación directa o indirecta?

Hay diversos métodos de entrada a los mercados internacionales y por eso debes conocer las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos. Elabora un plan de acción en el que establezcas cada fase y estrategia de entrada por país.

4. Destaca frente a tu competencia en un mercado internacional

Con el objetivo de diferenciarse entre tus competidores del mercado, primero debes analizar las empresas competidoras y conocer los factores que las hacen únicas.

Fíjate en aquellas partes de tu empresa en las que puedas aportar valor y posiciónate. 

Hoy en día el mercado es muy competitivo y las empresas ofrecen productos o servicios muy parecidos entre sí, por eso nos puede parecer una tarea difícil.

Puedes llevar a cabo estas innovaciones prestando atención a factores como tu producto, el precio, el canal de distribución, servicio, branding, packaging, sostenibilidad, etc.

No obstante, el comportamiento del consumidor está cambiando.

Este no realiza sus compras basándose en el precio del producto, sino que tiende a identificarse con las empresas y marcas en función de los valores que estas aporten a la sociedad.

Ten en cuenta estos comportamientos, pues podrás cambiar tu estrategia de marca con el fin de destacar y conseguir que los clientes opten por tu servicio.

El posicionamiento en otros países, gracias a Google, es un factor clave para destacar frente a tu competencia y facilitar el camino de tu internacionalización.

5. Prepara un plan de marketing internacional

¿Cómo vas a iniciar tu proceso de internacionalización sin tener un plan estratégico de marketing internacional?

Hay que elaborar una estrategia de acción para penetrar en mercados donde aún no te conocen.

Comienza estableciendo objetivos sobre cuestiones como el branding:

¿Qué va a transmitir tu marca?

¿Qué valores y causas va a defender?

¿Cuál es tu público objetivo y qué buscan?

Recuerda que habrá algunas diferencias entre tu público actual y tus futuros clientes que se encuentran en el mercado exterior; consecuentemente, deberás hacer un estudio sobre los comportamientos y hábitos de estos nuevos consumidores y conseguir una propuesta acorde a estos parámetros.

Si te centras en el comercio electrónico ten en cuenta que los hábitos de consumo digital son diferentes, sin embargo, hay muchas herramientas que te ayudarán a posicionarte en el ecommerce de tu país objetivo. 

Una de las estrategias más usadas en estas situaciones es el plan de posicionamiento en motores de búsqueda de comercios internacionales.

Es decir, implementar una estrategia SEO Internacional para que puedas posicionarte entre tus competidores cuando tus usuarios te buscan en internet. Tienes aquí una guía completa en la que te explicamos como realizar una estrategia de posicionamiento SEO. 

6. Si quieres vender fuera de tu país: Planifica a largo plazo 

Para que tu estrategia internacional comience a dar sus frutos, debes pensar en validar tu idea a corto plazo con un producto mínimo viable y tener un enfoque global y a largo plazo.

Tienes que diseñar un plan que se adapte a los consumidores de cada país y al mismo tiempo a las de cada mercado. 

Invierte tiempo en la imagen y el mensaje que quieres transmitir con tus productos o servicios, piensa en el logo, en el eslogan, en la filosofía de la marca.

¿Todo esto se adapta a tus nuevos clientes potenciales? 

De la misma manera presta atención a tus redes sociales y página web en varios idiomas.

Asegúrate que todas ellas son coherentes con los aspectos de tu marca que hemos mencionado en el párrafo anterior.

Recomendamos que cuentes con un dominio web local, o una buena estrategia de subcarpetas por país con etiquetas Hreflang y que dispongas de números de atención al cliente específicos para cada país, así como tener tus direcciones actualizadas.

Sabemos que el proceso de internacionalización de tu empresa puede ser en un principio un gran desafío. Sin embargo, los pros superan con creces a los contras y acabarás desarrollando un negocio más competente y con un mayor potencial.

En conclusión:

Dar el paso a la internacionalización de tu empresa, es sin duda un momento clave para ti.

Sin una estrategia previa no pienses en avanzar. Es como tirarse a una piscina sin agua.

Estos seis pasos para internacionalizar tu empresa son claves:

  1. Realizar un análisis interno para internacionalizar tu empresa.
  2. Escoge tu nicho de mercado objetivo.
  3. Busca tu canal de comercialización adecuado.
  4. Destaca frente a tu competencia en un mercado internacional.
  5. Prepara un plan de Marketing Internacional
  6. Si quieres vender fuera de tu país: Planifica a largo plazo.

Evita que tus pasos de internacionalización de tu empresa sean erróneos. Contacta ahora con Miqo

 


Comparte